septiembre 2008


El 81,2% de las empresas ya emprenden “políticas verdes” para evitar costes de producción, mantenimiento u oficinas.

Lo ecológico entrará con fuerza en 2008 dentro de las empresas españolas, sobre todo entre grandes entidades con políticas de responsabilidad social corporativa en marcha.

Es la idea que quiere plasmar la consultora IDC en la celebración de hoy del congreso You, Me & Green IT, un encuentro en el que distintos profesionales del sector público y empresarial profundizarán en las amenazas del medio ambiente y sus soluciones a corto y largo plazo.

El cambio climático es una realidad que está causando sus primeros estragos en la sociedad. El Green IT es la “relación que existe entre la industria de tecnologías de la información y el cambio climático”, según explica Fernando Maldonado, program manager de IDC.

España está apostando por las energías renovables para aplicar la normativa europea que entrará en vigor en los próximos años, aunque se encuentra lejos de los objetivos que se había marcado en Kyoto.

El sector IT es uno de los que producen más CO2, perjudicando irreparablemente el medio ambiente. Esta industria ocupa un 2,9 por ciento del total del consumo energético. Por ejemplo, en Estados Unidos el consumo generado por los data centers ha doblado su cifra hasta un 1,5 por ciento del total.

Lo verde, “prioridad de negocio”

La principal razón por la que las empresas ya están comprometidas en estas acciones son económicas, ya que se pueden ahorrar muchos costes favoreciendo el teletrabajo, las oficinas verdes, impulsando la videoconferencia o la digitalización y virtualización de la información.

El 75 por ciento de las empresas ya piensa que cada vez se dará más importancia a lo verde y el 81,2 por ciento afirma que aplica estas medidas para evitar costes innecesarios.

IBM se convierte en la firma líder en políticas verdes con su proyecto Big Green II IBM. El fabricante quiere pasar a ser el “gigante green” después de ser “gigante blue” e invierte 100 millones de dólares en infrastructuras para el reciclaje.

En Europa “se desperdiciará el 20 por ciento de la energía por ineficiencias que supondrán 100.000 millones de euros en 2020”, afirma Moisés Navarro, director de Consultoría de Estrategia TI para España, Portugal, Grecia, Israel y Turquía de IBM.

Las compañías ya se están preparando para acoger de forma responsable las nuevas fuentes de información que ya están copando los data centers, como los servicios en tiempo real, los SOA o las webs 2.0, y es que “lo que se nos viene encima nos va a obligar a transformarnos”, según recuerda Navarro.

Fuente: silicon news

Alcatel-Lucent y Deutsche Telekom han presentado el lanzamiento de una interfaz web de usuario de Contadores Inteligentes para una prueba de campo de E-Metering, que se está realizando en la ciudad alemana de Friedrichshafen.

En Friedrichshafen, la empresa local de distribución “Technische Werke Friedrichshafen” está realizando una prueba piloto de un innovador producto de Contadores Inteligentes denominado TWF:CleverZähler (“Contador Inteligente”), basado en un servicio de medidas de extremo a extremo desarrollado conjuntamente por Alcatel-Lucent y el segmento de clientes de empresas de Deutsche Telekom, T-Systems. Este servicio facilita a los consumidores y a las compañías de distribución de electricidad una información prácticamente en tiempo real del consumo de energía en cada uno de los hogares conectados. Se prevé suministrar alrededor de 1.000 contadores inteligentes de gas y electricidad a 700 hogares, hasta mediados de 2009.

Los Contadores Inteligentes ayudan a los consumidores a utilizar la electricidad de un modo más eficiente y reducir los costes de la energía y las emisiones de carbono al medio ambiente. Las compañías locales de distribución de gas y electricidad se beneficiarán de este servicio al disponer de una información exacta del consumo de energía en todas las áreas de su red. Esto facilita una mejor predicción del consumo y permite ofrecer incentivos a los consumidores para controlar su demanda de energía en determinados períodos de tiempo.

Los consumidores pueden acceder a la información de su consumo de energía desde una interfaz web de usuario, como el servicio que se ha lanzado en Friedrichshafen, a la que acceden mediante una conexión DSL. Igualmente, pueden iniciar medidas adicionales de su consumo de energía en cualquier momento. Por otra parte, la interfaz web de usuario muestra la curva de consumo de energía en períodos de tiempo previamente definidos, por ejemplo cada hora, cada día o al mes.

Igualmente, las compañías de distribución de gas y electricidad disponen de una interfaz remota para acceder a la información de los contadores inteligentes. Puesto que el servicio de medición actualiza los datos de consumo de energía cada 15 minutos, las compañías de distribución pueden reaccionar con gran rapidez y, por ejemplo, proponer incentivos a los consumidores para consumir energía en determinados períodos de tiempo. Esto les ayuda a reducir los picos de consumo y a utilizar mejor los activos de sus redes, lo cual reduce potencialmente las inversiones en la red.

“Mediante nuestra colaboración con Deutsche Telekom hemos desarrollado una solución de Contadores Inteligentes que probablemente contribuirá al desarrollo de este segmento de mercado. Alcatel-Lucent proporciona la integración de la red y otros servicios profesionales para esta solución de extremo a extremo, que facilita la comunicación entre consumidores y sus compañías de distribución de energía”, comentó Michael Fabian, presidente de las actividades del Sector Público e Industria de Alcatel-Lucent.

“Tenemos una amplia experiencia en la gestión de proyectos complejos y en el despliegue de soluciones de múltiples suministradores. La experiencia de los consumidores y de la compañía de distribución en esta prueba de campo nos permitirá ampliar nuestro conocimiento sobre el diseño de la red y la integración de la aplicación, y de esta forma mejorar nuestra solución”.

Deutsche Telekom no sólo ha desarrollado la infraestructura de red de banda ancha que ofrece una garantía de futuro a Friedrichshafen y a sus ciudadanos. En la prueba de E-Metering, Deutsche Telekom proporciona los servicios de campo de la instalación, opera la red de comunicaciones de los contadores inteligentes y gestiona la provisión, procesamiento y presentación de los datos. La plataforma de medidas se apoya en una red distribuida de contadores de gran robustez, en la que se interconectan los diferentes contadores a un sistema central de gestión de datos. Esto se realiza mediante una red de alta seguridad, que es independiente del acceso a Internet habitual de los consumidores.

La compañía local de distribución es la responsable de la instalación de los contadores y realiza la interlocución con los clientes, incluida la comercialización y venta del servicio de contador inteligente, y proporciona el servicio al usuario final. El integrador de software Bittner & Krull, un experto en soluciones de software para compañías de distribución de energía, proporciona la lógica del negocio para los datos de los contadores de Friedrichshafen, y procesa esta información hacia el sistema ERP (Planificación de Recursos de Empresa) de esta compañía.

El servicio de Contadores Inteligentes de extremo a extremo de Deutsche Telekom y Alcatel-Lucent se basa en la Plataforma de Servicios Abiertos OSP (Open Service Platform) de Alcatel-Lucent, ampliamente utilizada en redes móviles para el procesamiento de datos en tiempo real. La plataforma OSP se ha adaptado al sector de la energía, y ofrece en la actualidad la lectura de los contadores, la gestión de los contadores y la gestión de datos e infraestructuras. Tiene una elevada capacidad de ampliación de hasta 30 millones de usuarios, y soporta una serie de estándares abiertos y varios sistemas de ERP. De esta forma, apoya la tendencia hacia una mayor liberalización del mercado en el sector de la energía. Igualmente, facilita a las compañías de distribución la opción de introducir servicios de prepago en el mercado de la energía, lo que podría reducir los problemas de recoger los datos de facturación.

Fuente: El Economista

El 48% del presupuesto tecnológico se destinará este año al recibo de la luz – Los costes de electricidad y climatización se multiplican por ocho, pero el precio del servidor se ha reducido a una décima parte desde 1998.

No preguntes cuánto cuesta, pregunta cuánto gasta. Las máquinas van baratas, no así el consumo energético. Lo último, los servidores. Mientras que los costes de electricidad y de climatización para que funcionen los servidores se han multiplicado por ocho en los últimos años, y los de gestión y administración por cuatro, el precio de los servidores se ha reducido a una décima parte desde 1998. La mayor disminución de precio se ha producido en los últimos cinco años.

En 2003, un servidor costaba alrededor de 30.000 euros. Ahora, una máquina con mucha más capacidad de proceso se puede comprar por 5.000 euros. Así, el coste de la energía eléctrica y de la climatización necesaria para mantener funcionando en perfectas condiciones los servidores comienza a sobrepasar el precio del servidor. La consultora Gartner estima que en 2008 el 48% de los presupuestos de tecnología se destinará al pago de las facturas de consumo eléctrico.

Soluciones verdes
El 59% de la energía que se consume en un centro de proceso de datos (CPD) se destina al funcionamiento de las máquinas. El 41% restante se emplea en la iluminación de la sala, en los sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) y, fundamentalmente, en la climatización. Para lograr un buen acondicionamiento ambiental se recomienda que la temperatura de la sala se encuentre entre 21 y 23 grados. La humedad relativa debe ser de entre el 45% y el 55%. Estas temperaturas -que deben medirse en el frontal del rack- son las que establecen los fabricantes de equipos.

Desde hace un par de años, las soluciones verdes, que llegan a consumir hasta el 50% menos de energía, figuran entre las propuestas de todos los fabricantes. Para algunos analistas especializados, los CPD ecológicos son uno de los temas estrella del sector. A la hora de valorar las tendencias de futuro, lo relacionado con el consumo de energía despierta mucho interés entre los directores de tecnología. No resulta extraño que, en muchos casos, se opte por soluciones drásticas, como mantener las salas a temperaturas inferiores a 20 grados, con el aumento en el coste de la factura eléctrica que comporta, antes que por realizar inversiones en equipos e instalaciones que, según los fabricantes, se pueden amortizar en muy poco tiempo por el ahorro en la factura eléctrica.

Hasta hace poco, se tendía a instalar los CPD en sótanos para no malemplear el espacio más noble. Las cosas están cambiando. Empresas como Yahoo!, Microsoft y, por supuesto, Google invierten millones de euros en lo que se conoce como granjas de servidores, que crecen de forma exponencial.

Se calcula que Microsoft puede estar instalando 20.000 servidores por mes para acercarse a Google, cuya red supera el millón de servidores, según explicaba The Economist hace unas semanas. A juicio de la revista, estos nuevos gigantes tecnológicos pueden ser comparados con las fundiciones de aluminio por la energía que necesitan. Como si se tratara de una vuelta al pasado de la industrialización, a la hora de elegir el emplazamiento, los promotores no dudan en buscar lugares adonde se pueda hacer llegar la fibra óptica con facilidad y que se encuentren próximos a las fuentes de generación de energía eléctrica.

Con el objetivo de progresar en el mundo de los servicios Web, Microsoft ha desarrollado un plan de granjas de servidores en los últimos 18 meses en el que figura un CPD en el pueblo de Quincy (Washington), que disfruta de una tarifa eléctrica a mitad de precio de la media nacional, una buena razón para elegirlo como granja de ordenadores. El nuevo CPD de Microsoft consumirá la misma energía eléctrica que 40.000 viviendas.

Fuente: El País

Google continúa su lucha por la dominación del mundo. La empresa propietaria del buscador más usado del planeta está preparando un proyecto por el que propone el traslado a barcos en mar abierto de sus servidores y centros de datos. El proyecto denominado Computer Navy se basa en el uso de water-data centres, aplicación patentada por Google, por el que las supercomputadoras, instaladas en los barcos, recibirían energía a partir del movimiento natural de los olas y se refrigerarían con la misma agua.Por si fuera poco, las naves marítimas al encontrarse a 11 Kilómetros de la orilla, como mínimo, no tendrían que pagar los impuestos de propiedad de los data-centres, que están localizados por todo el mundo. Para aclarar la idea, Google informó que los centros de ordenadores localizados en el barco o barcos “captarán la energía del movimiento del agua y la convertirán en electricidad y la bombearán para refrigerar los ordenadores y así, reducir el calentamiento”, según la aplicación de patente registrada a la que tuvo acceso The Times.

El aumento de los data-centres, necesarios para cubrir el abundante cauce de información generado en la web, ha provocado que las compañías informáticas tomen soluciones radicales con el fin de reducir costes. Las supercomputadoras alojadas en los data centres, que pueden tener el tamaño de un campo de fútbol, usan enormes cantidades de electricidad para evitar el sobrecalentamiento de las máquinas.

En un intento de solucionar el problema, ya que no es muy ecológico, Microsoft ha investigado la construcción de un data-centre en climas muy fríos como Siberia, mientras que en Japón la empresa tecnológica Sun Microsystems planea enviar sus supercomputadoras a una mina de carbón abandonada, usando el agua del suelo como refrigerante. Sun asegura que pueden ahorrar hasta 9 millones de dólares en electricidad por año.

Los expertos declararon que el proyecto de Google Computer Navy es una “inesperada pero inteligente solución“. Rich Miller, autor del blog sobre el conocimiento de los data centres asegura que el proyecto es “realmente innovador”.

Google no ha confirmado cuando tendrá lugar el desplazamiento de las supercomputadoras a los barcos, aunque la compañía ha afirmado que están archivando las ideas que surjan sobre la variedad de aplicaciones de la patente, “algunas de estas ideas se convertirán en productos reales, servicios o infraestructuras y otras no”.

Fuente: El País

La marea generada por las tecnologías verdes no está haciendo otra cosa más que desorientar a los usuarios sobre las cuestiones y soluciones generadas en torno a este concepto. Para contrarrestar sus efectos, Gartner propone un plan de tres fases para abordar la adopción de green IT a nivel corporativo.

Los usuarios de TI se muestran inseguros acerca de las implicaciones de las green IT y de dónde invertir sus prepuestos en tecnología, una situación que, según los analistas de Gartner, tardará años en disiparse. “La industria de tecnologías de la información está saturada del discurso de las green IT“, opina Rakesh Kumar, vicepresidente de investigación de Gartner. “Conferencias, presentaciones y consultores están aflorando para proporcionar guías y consejos sobre cuestiones que están siendo codificadas bajo el genérico término de las green IT. Desafortunadamente, con tanto bombo, los usuarios se quedan con una sensación de confusión sobre dónde y cuándo deberían invertir su tiempo y dinero”.

Además, hay cierto grado de incertidumbre sobre qué tecnologías y productos en consonancia con el medio ambiente están hoy en día disponibles y cuáles llegarán en el futuro. Y es que la materialización de muchas de ellas dependerá no sólo de la madurez de su diseño sino de las condiciones del mercado y de la posibilidad de su legislación. Por eso, Gartner recomienda planificar a corto, medio y largo plazo el espectro de tecnologías, servicios y legislaciones de las que se está hablando.

Entre los aspectos en los que los usuarios deberían centrarse de forma inmediata, y con esto la firma de análisis se marca un plazo de 24 meses, figuran cuestiones relacionadas con los problemas de gasto energético, refrigeración y espacio en los centros de datos y entornos de oficinas.

Durante los próximos dos a cinco años, muchas tecnologías madurarán y se convertirán en fundamento para la creación de estructuras TI más verdes. Sin embargo, Gartner recomienda que mucha de la planificación y asesoramiento de la conveniencia y coste de utilizar estos nuevos productos se examine antes y en el contexto de toda la estrategia TI; es, especialmente, el caso de la legislación gubernamental que afecta, por ejemplo, al diseño de edificios. También se encuadran en esta categoría aspectos como la videoconferencia o los programas de responsabilidad social corporativa (RSC).

Por último, Gartner considera que hay otras muchas tecnologías, servicios y proyectos que se desarrollarán entre los próximos cinco a 20 años. Es en este punto donde la consultora opina que hay mayor confusión sobre cómo se gestionará la venta de carbono o el reciclaje de energía en los centros de datos. En este apartado se enmarcan también aspectos como fuentes de energía alternativas o eficiencia del software.

Fuente: CIO

IBM, Google, Hewlett-Packard, Philips e Interface lideran el ranking ‘SB20’ que elabora desde hace siete años y que reconoce el trabajo llevado a cabo por las 20 empresas cotizadas que abanderan “el camino hacia una sociedad sostenible”.La clasificación — publicada en el portal www.sustainableBusiness.com — se completa con las compañías Accsys Technologies, Apogee Enterprises, Asahi Pretec, Canadian Hydro Developers, Chipotle Mexican Grill, Climate Exchange, First Solar, Lindsay Corporation, Natura Cosméticos, Ormat Technologies, Solar Millennium, Staples, Suzlon Energy, TNT y WaterFurnace.

Según los organizadores del ranking, a la hora de elaborar esta clasificación se tuvieron en cuenta tanto “las mayores multinacionales como las empresas más pequeñas y de prácticamente todas las regiones, no sólo de Estados Unidos”.

“Nuestro objetivo es crear un modelo a seguir de empresas que han realizado, a lo largo del último año, un progreso sustancial, bien en hacer más sostenible sus operaciones internas o creciendo como un negocio basado en una importante tecnología verde”, señala el presidente de ‘Sustainablebusiness.com’, Rona Fried.

El portal también ha publicado una lista con aquellas empresas que se han ganado el derecho de pertenecer “toda la vida”,al ranking tras su presencia ‘perenne’ en el mismo durante cuatro o más años. Se trata de Canon, Electrolux, Green Mountain Coffee Roasters, Herman Miller, Novozymes, Precious Woods, STMicroelectronics, Vestas Wind Systems y Whole Foods Market.

Fuente: Europa Press

Lejos de ser una corriente pasajera, el sector TIC está apostando fuerte por la eficiencia energética, la reducción del impacto ambiental y las emisiones de C02

Las nuevas tecnologías y las redes de telecomunicaciones, que requieren un gran consumo de energía (cada vez más escasa y costosa), no quieren quedarse atrás y están avanzando en la investigación para el uso de energías renovables y la reducción del impacto ambiental. Los grandes retos del mercado TIC pasan por el uso de energías menos agresivas para el medio ambiente y más eficientes y por la reducción de la emisión de gases que provocan el “efecto invernadero”, como el dióxido de carbono y otro tipo de sustancias tóxicas que hoy son utilizadas tanto en la producción de materiales tecnológicos como en el consumo de dichos materiales. 

Tendencia ecológica

La tendencia del sector a acelerar el uso de las energías limpias no viene sólo de las empresas productoras de tecnología, sino también de los consumidores que demandan de forma creciente productos ecológicos. También las organizaciones internacionales y los políticos han situado el “Green IT” en el centro de la agenda del sector.

La conferencia anual de Hannover sentó este año las bases del compromiso de la reducción de las emisiones de dióxido de carbono a la mitad entre 2007 y 2010. Además, las empresas han de cumplir, dentro del Protocolo de Kioto, la reducción de gases de efecto invernadero y gestionar sus residuos de forma responsable. Para tratar el reciclado de residuos (aceites, luminarias, cartón, reciclaje de baterías de SAIs, grupos electrógenos, servidores, soporte magnético), las empresas TIC tienen que adaptarse a la normativa ISO 14001.

En el marco de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), las políticas dirigidas hacia una mejora energética ocupan un “lugar estelar”, declaró Tatiana Díaz Lobo, directiva experta en soluciones medioambientales de la consultoría Primal Management Solutions. El sector desea optimizar sus procesos, utilizando sistemas energéticos más eficientes, controlando mejor las pérdidas energéticas y haciendo uso de energías limpias que puedan reducir los efectos nocivos de esta industria hacia el medio ambiente.
Sin embargo, “algunas de estas políticas hoy sólo se pueden desarrollar en las grandes empresas, porque los costes son altamente elevados y no tienen un claro retorno de la inversión”, reconoció Díaz para quien este tipo de nuevas políticas energéticas deben estar “acompañadas de apoyos o subvenciones gubernamentales para que las PYMES estén también en condiciones de aplicar estas propuestas”.

La filosofía de la creación de equipos muy comprometidos con el diseño de bajo consumo y ahorro energético llevada al terreno del networking, la convergencia de voz y datos afecta muy directamente al entorno, ya que en los últimos años estamos asistiendo a un incremento de las demandas en la red y en consecuencia, a un incremento del consumo de energía para poder soportar la complejidad del tráfico en la red. 

Las estrategias más empleadas para la gestión responsable y la implantación de buenas prácticas de sostenibilidad son el control y homologación de los sistemas de refrigeración, calefacción, gestión de consumos de agua, recursos naturales, residuos y emisiones que impacten al medio ambiente y por la correcta gestión de los Centros de Procesos de Datos y virtualización de servidores.

Eficiencia en los CPDs

Una de las principales fuentes de emisiones de carbono de las empresas del sector TIC procede de la generación de electricidad. Sin embargo, la generalización del uso de las nuevas tecnologías, la ampliación del ancho de banda de red y la capacidad del almacenamiento aumentan también la necesidad de energía y refrigeración en el data center.

Gartner estima que en este año el 48 por ciento de los presupuestos TIC de las empresas estarán destinados al pago de las facturas del consumo eléctrico. Además, según datos facilitados por la consultora, el 25 por ciento de las emisiones de CO2 se pueden imputar a los Centros de Proceso de Datos y el 40 por ciento de las mismas son directamente imputables a los ordenadores y monitores.

Según VMWare “con cada servidor físico eliminado del CPD evitamos aproximadamente 3,5 toneladas de emisiones de CO2 por año, equivalente a lo que recicla un bosque de unos 250 árboles maduros”.
Las empresas que forman parte del consorcio mundial dedicado al avance en la eficiencia energética para centros de datos y entornos informáticos Green Rid coinciden en que la eficiencia energética en el CPD es el aspecto más significativo al que actualmente se enfrentan los proveedores de tecnología y sus clientes. En este sentido, muchas empresas ya apuestan por la buena organización y planificación del proceso de producción como un criterio adicional en sus empresas como valor añadido desde el punto de vista económico y medioambiental.

“Es un hecho generalmente aceptado que la mayoría de los centros de datos pueden alcanzar rápidamente un incremento aproximado del diez por ciento de la eficiencia energética utilizando las energías disponibles, mejorando la forma de gestión y la disciplina de medida”, apuntó el vicepresidente de Iniciativas Industriales para APC, John Tuccillo.

El director de Calidad Medioambiental de Steria, Julio César Álvarez , explica que los CPDs requieren aproximadamente el 15 por ciento de la energía que es consumida en nuestra sociedad por lo que es preciso analizar dónde se emplea dicho consumo en un CPD, para estudiar posibles medidas minimizadoras. “De esa cantidad de energía, se estima que el 60 por ciento se destina a la refrigeración, 27 por ciento a la infraestructura de IT, 10 por ciento a la conversión de corriente y 3 por ciento a la iluminación”.

Por su parte, el director general de Interxion, Robert Assink, recomienda la optimización de la energía como recurso escaso y costoso, ya que “la mejor energía verde es la energía no gastada”.

Virtualización

“Hace unas décadas, la implantación de más servidores era la única forma de almacenar y gestionar los crecientes volúmenes de información. Después vino la virtualización de sistemas como una forma de optimizar recursos. Ahora es el momento de los servicios vitualizados: hosting gestionado, seguridad, telefonía IP, VPN, …. En lugar de máquinas físicas, nos habituaremos a adquirir servicios ligados a máquinas virtuales, que quizá aparezcan “empaquetadas” como sus equivalentes físicos, pero en realidad serán un conjunto de recursos en forma de archivos en disco o espacio de proceso compartidos por varias CPU. José Manuel Armada, Director de Ingeniería de Clientes de Interoute Iberia.

La virtualización de servidores, aplicaciones y servicios, así como la consolidación de los sistemas de almacenamiento de datos en infraestructuras de mayor potencia para evitar la redundancia de equipamiento de conversión eléctrica son las apuestas de las empresas del sector en términos de eficiencia energética.
Tal y como explica el responsable de infraestructuras de Telefónica, Francisco Muiña, “con simples procedimientos respecto a infraestructuras se pueden conseguir importantes ahorros energéticos en sistemas de refrigeración”. La operadora española tiene en todos sus centros normas muy estrictas para maximizar el factor de refrigeración frente a consumo como limitar la disponibilidad eléctrica por rack, configuraciones de bastidores en pasillos fríos/pasillos calientes, impedir retorno o mezcla de corrientes de aire o tapar huecos no utilizados.

Fuente: RedesTelecom