agosto 2009


Gartner asegura que el 45% de los profesionales TI -un 42% de los cuales opera tres o más centros de datos en Norteamérica- está ampliando o espera ampliar sus centros de datos en los próximos años, mientras que un 43% ha emprendido proyectos de consolidación. También que la construcción de un centro de datos de características estándar Tier 3 y con una superficie total de algo más de 2.700 metros cuadrados de extensión que soportara 150 vatios por cada 300 centímetros cuadrados costaría aproximadamente 21,3 millones de dólares y supondría unos gastos anuales en electricidad de 1 millón de dólares.

green dc

Sin embargo, algunas de las mejores prácticas de Green IT que minimizan el uso de plantas de refrigeración y ventilación, alimentadores de potencia y luz, etc., podrían llegar a reducir a la mitad los costos de consumo energético asociados a la operación del centro de datos. Una empresa con una estrategia “verde” agresiva pagaría 560.000 dólares anuales de electricidad por un centro de datos con una carga de 500 kilovatios, mientras que una organización con prácticas tradicionales debería desembolsar por los mismos recursos TI nada menos que 1.300 millones de dólares, según Gartner.

Además, la consultora concluye de sus investigaciones que en un centro de datos convencional, entre el 35 y el 50% de la energía eléctrica se consume en refrigeración, mientras que aplicando mejores prácticas de Green IT, este porcentaje se reduce al 15%.

El 26% de los asistentes a la conferencia de Gartner compra productos de TI “verdes” sólo si ayudan a reducir costos, ahorrar espacio o permiten retrasar la construcción de un nuevo centro de datos. Aunque el 34% se manifiesta más comprometido con el medioambiente al asegurar que comprarán productos Green IT incluso si incrementan los costos.

Fuente: PCWorld México

Anuncios

La organización ecologista ha protestado en las oficinas del fabricante, al que recriminan seguir vendiendo ordenadores “tóxicos”.

La sede local de Hewlett Packard en Guomao, localidad china situada al este de Pekín, ha sido el emplazamiento escogido por activistas de Greenpeace para protestar por las actividades del fabricante de ordenadores. Un grupo de ellos se personó en las instalaciones ataviado con uniformes protectores, guantes y caretas y portando carteles con las misiva “Hp: Productos dañinos”.

greenpeace hp

Greenpeace recrimina a la firma no cumplir sus promesas y seguir utilizando materiales tóxicos en la fabricación de sus ordenadores portátiles. Según la organización, en 2007 HP se comprometió a dejar de utilizar PVC y agentes ignífugos bromados (BFRs) para la producción de sus dispositivos, dándose de plazo hasta finales de 2009, sin embargo, esta fecha se habría postergado hasta 2011, según informa Efe.

“Es una vergüenza que HP, líder mundial de ventas, siga lanzando productos peligrosos al mercado, pese a las protestas hechas hace unos años”, comentó la directora de campaña de Greenpeace, Jamie Choi. “Es irresponsable vender algo que daña el medio ambiente y la salud del ser humano”.

La asociación verde comentó que a diferencia de Hp, otras multinacionales informáticas, como Apple, Dell, Lenovo y Acer sí habían eliminado por completo el uso de BFRs y casi de forma total el del policloruro de vinilo, un plástico que puede formar dioxinas, una sustancia cancerígena.

Fuente: SiliconNews

Las propuestas de tecnología de última generación, amigable con el ecosistema, son parte del discurso más reciente en las empresas de primera línea. ¿Es marketing o un avance real? Un estudio informa sobre los beneficios que encuentran las empresas.

green washing

La vieja dicotomía entre industria y ecología parece entrar en una nueva etapa. La industria tecnológica empieza a dar algunos pasos para producir de manera más amable con el medio ambiente. Ya están disponibles celulares reciclables, plasmas o microprocesadores que ahorran energía, o centros de cómputos inteligentes que permiten gastar menos. Las propuestas “verdes” comienzan a ser parte de las agendas empresarias. ¿Cuestión de marketing o cambio genuino?

Hoy es posible encontrar celulares amigables con la naturaleza como el Samsung F268, que no contiene pvc, uno de los plásticos (polímeros) más usados y más contaminantes; o el Moto W233 Renew de Motorola, que está hecho con material de botellas plásticas recicladas y también es reciclable. También hay algunas computadoras, como las de Toshiba, que están hechas con materiales de bajas concentraciones de cadmio, plomo y mercurio. Además consumen menos energía y se pueden reciclar. O plasmas como algunos de la línea Benq que ahorran un 25 por ciento de energía y emiten menos dióxido de carbono y mercurio. En ropa y objetos de diseño también hay algunos productos novedosos.

Pero la tendencia principal se da a nivel corporativo. A fines del año pasado, Intel presentó la investigación “El Impacto de la Tecnología en el Ahorro Energético en nuestro país”, en la que se midió el consumo eléctrico de PC nuevas y viejas en instalaciones de YPF y en pruebas de laboratorio. Allí se compararon las diferencias de consumo entre equipos con procesadores Intel Core 2 Duo y equipos basados en tecnologías anteriores, Pentium 4 y Pentium D. El estudio arrojó que se puede lograr un ahorro energético de entre el 30 y 40 por ciento si el parque instalado de PCs es actualizado a las últimas tecnologías en microprocesadores.

Más allá de que esto pueda verse como una forma de acelerar el consumo de tecnología, cuya producción impacta en el medio ambiente, Mariana Iribarne, gerente de Asuntos Corporativos de Intel Argentina, asegura que hay una preocupación por reducir el impacto. “Esta es una industria y los procesos que hacemos para hacer nuestros productos tienen un impacto en la ecología”. El año pasado reciclamos el 84 por ciento de los residuos químicos, y 88 por ciento de nuestros residuos sólidos a nivel mundial. Así y todo, con ese esfuerzo en el reciclaje, igual aumentamos la cantidad de uso de agua en el 2008 y estamos intentando reducirlo. Así que en la medida en que nosotros no pongamos el esfuerzo en producir productos que tengan menor impacto en el uso, no tiene sentido”, dice.

En Symantec hicieron un informe mundial que incluyó a 1052 encuestados de 15 países sobre el uso de tecnología ecológica en las empresas, que se acaba de dar a conocer. “Los responsables de toma de decisiones de Información Tecnológica justifican cada vez más las soluciones de Green IT por: reducción del consumo de electricidad (90 por ciento), reducción de costos de refrigeración (87 por ciento) y presión corporativa por ‘ser verde’ (86 por ciento)”, dice el informe. Es decir que la tendencia está instalada. En Argentina, en particular, “uno de los puntos por los cuales esto se hizo muy fuerte es porque estas iniciativas apuntan a reducción de costos y en etapas de crisis todos buscan oportunidades para reducirlos”, dice Marcos Boaglio, gerente de Preventas para Cono Sur de Symantec.

Iribarne confirma la línea de pensamiento: para muchas empresas y también consumidores finales lo que prima para adoptar tecnología verde es la posibilidad de ahorrar. “Si hacés una cuenta a cinco años de cuánto va a gastar un producto, evidentemente hay un ahorro implícito que tiene que ser tenido en cuenta a la hora de comprar el producto”, dice. “Uno a veces habla de ecología y pareciera ser simplemente una declamación pero en tecnología ser ecológicamente sustentable también es económico. Ahorrás plata en consumo eléctrico, aire acondicionado”, apunta Roberto Cruz, Gerente de Negocios de IBM Argentina.

“Invertimos cerca de 1000 millones de dólares por año –continúa Cruz–, en desarrollar de tecnología y servicios verdes. Nuestros productos tienen en mente lograr menores consumos y mayor utilización de los recursos para generar menos impacto ecológico. Se procesa más información con menos consumo. También en servicios, ayudamos a nuestros clientes a hacer que sus instalaciones tecnológicas tengan menos consumo, ayudándolos a reconstruir sus centros de datos, para que tengan en cuenta nuevas tecnologías en disipación de calor, consumo de energía y también a implementar virtualización y consolidación, es decir que si tienen muchos servidores, los ayudamos a hacer que las aplicaciones puedan ponerse en un solo servidor más grande y que consuma menos.”

Aunque en Argentina el movimiento es incipiente, es sólo cuestión de tiempo y de cambiar algunas lógicas de producción y de consumo. Como dice Iribarne: “Esto tiene que ver con la sustentabilidad del negocio de la empresa; de que aquellas que tengan en cuenta el medio ambiente, sus comunidades, su impacto al momento de realizar sus productos, van a ser más sustentables a largo plazo”.

Fuente: Página|12

Asimelec, la patronal que agrupa las empresas de sector TIC español, mediante su asociación ambiental Ecopilas ha recogido cerca de 2.000 kilos de pilas usadas en Baleares durante lo que llevamos de año. El grupo dispone actualmente de 35 puntos de recogida en las Islas, pero sus planes pasan por gestionar una red de más de 1.000 puntos en 2011.

pilas

Por este motivo, Asimelec ha participado en la XXV Edición del Trofeo Conde de Barcelona, la Regata anual de Barcos de Época que se celebra en Palma de Mallorca, con el objetivo de concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de reciclar correctamente los residuos de aparatos electrónicos y de las pilas, aprovechando para ello uno de los eventos culturales y de ocio que más publico atrae durante el verano a Mallorca.

Para ello, las Fundaciones medioambientales de la Asociación ha dispuesto de dos stands. El primero de ellos dedicado a Ecopilas, Fundación dedicada a la gestión Medioambiental de Pilas y Baterías. En el segundo, las fundaciones Tragamóvil, Ecofimática y Ecoasimelec, mostraron como debe de ser la correcta recolección y reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos y cuales son sus beneficios.

Asimismo, la patronal explicó que la concienciación de la población es “esencial” y de ella depende el éxito en la recolección y reciclaje de estos residuos, una actividad que ofrece “grandes ventajas” a la economía y sociedad, ya que permite un mejor aprovechamiento y reutilización de las materias primas, ahorro de recursos naturales y energéticos y reducción del impacto medioambiental de las actividades cotidianas. En España se consumen anualmente unos 450 millones de pilas, cuyo contenido es reciclable hasta en un 75%.

Fuente: Diario de Mallorca

La batería genera electricidad poniendo en contacto agua, aire y alcohol sin generar una contaminación excesiva.

Toshiba está planeando lanzar en septiembre al mercado su batería recargable con metanol, la DMFC (Direct Methanol Fuel Cell), que consigue además respetar al medio ambiente.

Toshiba fuel cell

Según recogen los medios especializados americanos, la nueva batería de Toshiba estará disponible para móviles, dispositivos multimedia y otros elementos y, como publica TechRadar, es el fruto del empeño del nuevo CEO de la compañía, que quiere sacar el producto el mes próximo. La idea inicial era presentar la batería de fuel en marzo, pero tuvo que ser aplazada.

El funcionamiento de la batería se basa en la reacción que se crea al mezclar alcohol, aire y agua. De este modo, se genera la electricidad necesaria para poner en funcionamiento el aparato electrónico sin se que se generen excesivas emisiones contaminantes.

Fuente: SiliconNews

Descargar música digital es mejor para el medio ambiente que comprar el CD en una tienda de música tradicional, y mucho más si el usuario va en coche a comprarlo.

Una investigación titulada “The Energy and Climate Change Impacts of Different Music Delivery Methods” patrocinado por Microsoft e Intel, estudia de forma exhaustiva seis escenarios diferentes de distribución y compra de música digital, desde la tradicional tienda de música a las descargas digitales que posteriormente se reproducen en un ordenador o reproductor.

cds

Para determinar la huella de carbono y la energía necesaria para cada uno de los seis escenarios, los investigadores tuvieron en cuenta factores como la producción de CD y materiales, el empaquetado, la energía que consumen los centros de datos, la distribución e incluso la energía utilizada por la tienda online y la reproducción de música.

Cada supuesto se asignó a un rango de datos, y las dudas estuvieron sujetas a análisis de probabilidades utilizando programas de simulación.

La conclusión del estudio puso de manifiesto una superioridad de la descarga de música online que, en el peor de los casos produce un 65% menos menos de emisiones de CO2 que el mejor caso de los propuestos. En el peor de los casos un usuario conduce hasta una tienda y compra un CD, acción que produce una media de 3.200 gramos de CO2 por álbum. El mejor escenario es el digital, donde un usuario compra el álbum y no lo graba en un CD, lo que produciría una media de 400 gramos de CO2.

pdf_icon.jpg Descargar informe: CD vs Downloads

Fuente: ITespresso

La compañía está trabajando en pequeños sensores que pueden capturar energía de fuentes como luz solar y calor corporal. En el futuro, este tipo de energía podría utilizarse para cargar dispositivos electrónicos personales como teléfonos móviles.

Ya están disponibles relojes de pulsera que obtienen su energía del calor corporal, así como un prototipo de teléfono inteligente con una pantalla que también es una celda solar, dijo Justin Rattner, jefe de tecnología de Intel, durante un evento de prensa.

intel cell phoneIntel también planea cargar un teléfono móvil al utilizar la energía que el usuario genera cuando mueve el trackball del teléfono. La radiación de los celulares o las señales de televisión también podrían ser utilizadas para cargar dispositivos.“¿No sería bueno si, de hecho, pudiésemos utilizar los dispositivos casi indefinidamente sin cargar la batería, si pudiésemos encontrar suficiente energía gratuita del ambiente?”, dijo Rattner.

Los esfuerzos iniciales de Intel giran en torno a los sensores, los cuales podrían cargarse a sí mismos usando energía gratuita. Recargarse a sí mismos al buscar energía gratuita, le permite a los sensores grabar continuamente y transmitir datos en redes inalámbricas, sin necesidad de intervención humana.

Por ejemplo, un acelerómetro enterrado en la pared de un edificio podría automáticamente recargarse a sí mismo al usar la energía de la radiación de una torre de teléfonos celulares, permitiéndole tomar y transmitir continuamente datos sobre el movimiento de la torre.“No tendría baterías, no se tendría que ir a hacerle servicio y no tendría que tener ninguna corriente de energía. Absolutamente independientes, y más importante, auto abastecidas de energía como resultado de buscar la energía del ambiente”, dijo Rattner.

Intel también ha diseñado un implante neurálgico autoabastecido de energía que puede monitorizar las funciones corporales y transmitir las lecturas inalámbricamente, dijo Rattner.

“Nunca tengo que… encontrar algún tipo de elemento externo y recargarlo. Estos se convierten… en sistemas de “instalar y olvidar”, porque pueden buscar energía del ambiente y así recargarse”, dijo Rattner.

Intel todavía no ha comercializado este tipo de sensores, ya que la investigación continua, dijo Rattner. Los sensores usan solo una fracción de la energía demandada por un típico dispositivo móvil, y puede que tome un tiempo antes de que la tecnología de búsqueda de energía pueda recargar objetos más grandes.

Por ahora, la investigación busca proveer una visión más amplia de la búsqueda de energía, y muchos grupos de productos de Intel han mostrado interés en él.

“No lo hemos estado manejando como un producto de Intel, no está entre las prioridades de nadie en este punto. Es parte de nuestro amplio esfuerzo tanto en cuanto a sensores como a búsqueda de energía”, dijo Rattner.

Fuente: PCWorld México

Página siguiente »