septiembre 2009


Indra colaborará con el Ministerio de Medioambiente y Medio Rural y Marino en la implantación de tecnología para mejorar la gestión del agua, informó hoy la compañía tecnológica, que no precisó el importe del contrato.

Agua

En concreto, Indra realizará el proyecto de creación de los servicios de web de información geográfica de la Dirección General del Agua, destinados a la actualización de datos y la automación de procesos.

El objetivo de este proyecto es unificar, centralizar y optimizar la gestión de toda la información que maneja este organismo, tanto de datos como cartográfica, mediante el diseño e integración de sus Sistemas de Información Geográfica (GIS) con el ERP corporativo SAP. De este modo, se facilita la disponibilidad de la información y su aprovechamiento, análisis, seguimiento y divulgación.

La Dirección General del Agua es uno de los principales productores de información geográfica, así como de información de carácter ambiental de interés general.

Mediante este proyecto, la compañía presidida por Javier Monzón integrará los datos geográficos y alfanuméricos, lo que facilitará la gestión de las presas y embalses, de su aprovechamiento hidroeléctrico, de las lindes de los ríos, así como de los datos sobre acuíferos y aguas subterráneas procedentes de sondeos y piezómetros.

La creación de una base de datos SAP centralizada y única impulsará los servicios web internos básicos que den soporte a la Administración electrónica y a las distintas necesidades de los productores de información. Asimismo, permitirá potenciar el acceso del público general a toda esta información a través de la página web del Ministerio.

Así, esta solución permitirá homogeneizar, integrar y procesar grandes volúmenes de información procedente de los muchos organismos que colaboran con el Ministerio en la recogida y gestión de parte de los datos del agua. Entre ellos, cabe destacar las Confederaciones y Agencias autonómicas del agua, el Instituto geológico y minero de España, la Agencia Estatal de Meteorología, el Centro de estudios hidrográficos del CEDEX (Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas) o el Instituto Geográfico Nacional.

El proyecto, dividido en tres bloques de trabajo diferenciados, incluye por una parte la actualización y evolución funcional de aplicaciones a entornos corporativos SAP y GIS; por otra, el apoyo en el despliegue, arranque y soporte de nuevas aplicaciones; y por último, el desarrollo e implementación de nuevas soluciones corporativas para la Dirección General del Agua, que den apoyo funcional a nuevos proyectos que se están desarrollando en estos momentos.

Tecnológicamente, todo el proyecto se llevará a cabo de acuerdo con la arquitectura tecnológica corporativa del Ministerio de Medio Ambiente, basada en los sistemas de información de SAP y ESRI.

Este contrato se suma al conseguido por Indra el año pasado para el desarrollo de un visor cartográfico destinado al seguimiento y evaluación de la red de Parques Nacionales, organismo público dependiente del Ministerio de Medio Ambiente.

Fuente: Europa Press

Las TIC resultarán clave para solucionar el problema del cambio climático, concluyeron los más de 500 asistentes al Simposio sobre las TIC y el Cambio Climático celebrado en Quito a principios de julio. Aunque estas tecnologías son actualmente responsables del 2,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero, podrían ayudar a reparar el cambio climático si se aprovechan sus ventajas y se fabrican de forma más ecológica. Siguiendo ciertas políticas que deberán ser globales, las TIC serán uno de los elementos más importantes para la resolución de este problema, señalan los expertos. Por Yaiza Martínez.

ITULas TIC resultarán clave para solucionar el problema del cambio climático, publica la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) en un comunicado emitido a raíz del reciente Simposio sobre las TIC y el Cambio Climático celebrado en Quito (Ecuador) entre el ocho y el 10 de julio pasados.

El cambio climático se ha convertido en una preocupación global que requiere de una cooperación global. Por eso, la Unión Internacional de Telecomunicaciones se ha unido a los esfuerzos de las Naciones Unidas para intentar que esta cooperación se produzca.

En palabras de Ban Ki-Moon, actual Secretario General de las Naciones Unidas, “La UIT sería uno de los agentes implicados más importantes en lo que se refiere al cambio climático”.

Las TIC ayudan

Ya en 2007, en la Conferencia sobre Cambio Climático celebrada en Bali (Indonesia), así como en la Conferencia de Poznan (Polonia) de 2008, la UIT puso de relieve que las TIC son un elemento esencial para la reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero.

Esto se debe, según publica la UIT, a que las TIC ayudarían a fomentar el desarrollo de dispositivos, aplicaciones y redes con mayor eficacia energética; al desarrollo de diseños inocuos para el medio ambiente; y a la reducción de la huella de carbono en la propia industria de las TIC, lo que implicaría una reducción enorme de las emisiones de gases de efecto invernadero

Por otro lado, las TIC también favorecen las colaboraciones a distancia (con la correspondiente reducción del uso de transportes y, por tanto, del consumo de combustibles y las emisiones contaminantes que emiten los vehículos) y permiten la creación de sistemas de transporte inteligentes.

Por último, las TIC permiten supervisar el cambio climático mediante la realización y gestión de estudios sobre teledetección, y la facilitación de datos fundamentales sobre el clima a través de aplicaciones radioeléctricas

Superar la brecha digital

El encuentro de Quito ha sido el primero en versar sobre la cuestión de las TIC y el cambio climático celebrado en un país en desarrollo, y también el primero en centrarse en los problemas que se plantean en las Américas, informa la UIT.

En él, se llegó a la conclusión de que alcanzar la justicia en lo que afecta al clima interesa a todos los países y a todos los ciudadanos del planeta.

Para ello, los participantes en el encuentro acordaron que los esfuerzos desplegados a escala mundial no debían impedir el crecimiento económico y social de los países en desarrollo, y que colmar la brecha digital y lograr que todos los ciudadanos se beneficien de las TIC resulta esencial a la hora de enfrentarse al cambio climático.

Los participantes reconocieron asimismo que, aunque los países de América Latina y el Caribe contribuyen poco a las emisiones de gases de efecto invernadero, son a menudo víctimas de las perturbaciones meteorológicas extremas y demás repercusiones negativas del cambio climático, por lo que estos países no pueden quedarse ajenos al esfuerzo común.

Hacer más verdes las TIC

Otros temas tratados en el simposio fueron los marcos ecológicos de las políticas de las TIC, las estrategias para la reducción de la huella de carbono del sector de las TIC y otros sectores industriales, las herramientas de alta tecnología para el seguimiento de la evolución del clima, la utilización de las TIC para las respuestas en caso de emergencia, y las implicaciones financieras para la región de las Américas.

Entre las conclusiones alcanzadas por los asistentes -60 participantes virtuales y 450 participantes presenciales de 20 países distintos- destacan la necesidad de promover una mejora del acceso a las TIC, y en particular a redes de banda ancha a precios razonables; así como la importancia de impulsar el desarrollo de redes y equipos “ecológicos”, que hagan un uso más eficaz de la energía.

Por otra parte, los especialistas señalaron que se debe fomentar el reciclado de los productos TIC, y reducir la utilización de materiales tóxicos en su fabricación; y también que se deberían elaborar normas mundiales sobre las TIC verdes, incluidas metodologías comunes para medir con precisión la repercusión de las TIC sobre el cambio climático.

La necesidad de dar prioridad al uso de fuentes de energía renovable, e incrementar la cooperación entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo para que éstos puedan adaptarse al cambio climático fueron otras de las conclusiones del simposio.

Necesidad de acuerdo global

Se calcula que las TIC generan actualmente el 2,5% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, cifra que es probable que aumente a medida que se vaya generalizando el acceso a la tecnología.

Pero, al mismo tiempo, las tecnologías de información y de la comunicación pueden contribuir de manera importante a la lucha contra el cambio climático en todos los sectores, fomentando la concepción de aparatos, redes y procesos que hagan un uso más eficiente de la energía, y reduciendo las necesidades en términos de transporte, gracias a la colaboración en línea y a unos sistemas de distribución más eficaces.

Malcolm Johnson, Director de la Oficina de Normalización de las Telecomunicaciones de la UIT afirmó que el encuentro de Quito había puesto de manifiesto la importancia de la reducción de la brecha digital para que los países en desarrollo atenúen los efectos del cambio climático y se adapten al mismo; que había revelado la importante contribución de las TIC a la lucha contra el cambio climático; y también que había servido para constatar la necesidad de integrar las TIC en cualquier futuro acuerdo mundial, por ejemplo, en la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebrará en Copenhague del 7 al 18 de diciembre de 2009.

Fuente: Tendencias21

Las TIC salen bien paradas en un ranking de empresas “verdes” de Newsweek. Además de HP, Dell, Intel e IBM también están entre las primeras posiciones.

Newsweel Green Rankings

Las compañías tecnológicas han sido valoradas muy positivamente en el ámbito de respeto al medioambiente. Así lo evidencia que de los cinco primeros puestos de un ranking de empresas “verdes” auspiciado por Newsweek junto a algunas firmas como KLD Research & Analytics y Trucost, cuatro los ocupen organizaciones TIC.

Para realizar la clasificación, la publicación ha analizado las políticas ecológicas, el impacto medioambiental de su actividad y la reputación de las 500 compañías más grandes de América.

Hewlett Packard ha sido la compañía considerada más “ecológica” por la potencia de su programa para reducir emisiones de CO2 y su compromiso para informar de las emisiones de su cadena de suministro. Le sigue Dell, muy valorada por apostar por las energías renovables y reducir el consumo de sus equipos.

Johnson & Johnson, única empresa no TIC del quinteto más verde, ocupa la tercera plaza. Tras él se sitúan Intel e IBM, según . De la primera se admira su apuesta por introducir la eficiencia energética en el proceso de desarrollo de productos y su consumo de energía renovable, mientras que el Gigante Azul destaca por sus 38 años de política medioambiental y el curso de eficiencia energética que imparte a todos sus nuevos empleados.

Fuente: SiliconNews

El peaje inteligente no sólo hace la vida de los automovilistas más fácil, sino que además también reduce la huella medioambiental de los ciudadanos en movilidad. Este sistema tecnológico de control inteligente del tráfico tiene, por tanto, una contrapartida verde.

Traffic Control

Según el estudio “Transporte Inteligente”, realizado por el IBM Institute for Business Value, el uso del automóvil cae en un 18% en aquellas ciudades que emplean estos sistemas, lo que reduce la densidad del tráfico y las emisiones de dióxido de carbono.

Entre un 14 y un 18%: éstas son las cifras de mejora de la huella de emisiones al ser esta la caída en el volumen de CO2 lanzado a la atmósfera.

El peaje inteligente tiene además otro beneficio verde asociado: el parque de coches verdes adquiridos aumenta. Estos automóviles están exentos de pagar tasas, gracias a la identificación directa del mismo. Desde la implantación del sistema, el número de estos vehículos se ha multiplicado por tres.

Fuente: SiliconNews

Los asistentes al Data Center Strategies 2009 se han sorprendido ante la propuesta de un nuevo centro de datos construido en Mauritania que aprovecha el agua fría de la profundidad del océano como sistema de refrigeración.

sea

La propuesta es colocar unos tubos a 1.000 metros por debajo del nivel del mar, donde la temperatura del agua es de unos cinco grados centígrados. El agua se bombea hacia un sistema de enfriamiento antes de volver al océano, ahorrando unas tres cuartas partes de los costes de refrigeración.

Ya se han utilizado sistemas similares en el Sur del Pacífico, pero el propuesto en el Data Center Strategies 2009 ayudará a Mauritania, situada en medio de África, Asia y Australia y sin riesgos de terremotos, a desarrollar un sector de alta tecnología.

Google ya ha barajado la idea de utilizar agua de mar para enfriar los centros de datos. El año pasado la compañía presentó una patentes para centros de datos flotantes que pudieran utilizar la energía de las olas del mar y enfriarse con su agua.

Fuente: ITespresso

Se ha inaugurado en la ciudad alemana de Munich, el DataCenter 2020, en el que T-Systems e Intel trabajan conjuntamente en la implementación industrial y automatización de servicios.

T-Datacenter

T-Systems e Intel plasman en el proyecto DataCenter 2020, su idea de lo que es el centro de datos del futuro. El proyecto se encuentra en una fase inicial en la que ambas compañías investigan cuáles son las mejores condiciones para crear un centro de datos ecológico. Los resultados iniciales de la investigación se publicarán este año y servirán como base para implantar mejoras ecológicas en los nuevos centros de datos así como en los que ya están en funcionamiento.

El techo del DataCenter 2020 puede ajustarse en altura desde unos 2,50 metros hasta los 3,70. Además cuenta con un generador de humo que hace visible cualquier corriente de aire. El centro de test medioambiental, de unos 70 metros cuadrados, y el local de equipamiento de igual tamaño se encuentran en el centro de datos de T-Systems. Intel aporta cerca de 180 servidores al proyecto, mientras que la filial de servicios para empresas del grupo Deutsche Telekom aporta la infraestructura necesaria para gestionar esos servidores. Cerca de 10 empleados de cada compañía se encuentran analizando la interacción de varios elementos en el centro de datos, con una visión global de las consideraciones energéticas incluyendo no sólo los servidores, sino también otros elementos como los refrigeradores, el tamaño de la habitación y la altura del techo o los circuitos de agua.

Uno de sus objetivos de este proyecto es lograr una eficiencia óptima en el uso energético (PUE) de un 1,3 en los nuevos centros de datos. Este valor muestra el ratio entre el total de energía consumida en un centro de datos y el funcionamiento de los ordenadores. El valor PUE actual en un centro de datos refrigerado con circuito de aire se sitúa entre un 1,7 y un 1,8 de media.

Fuente: ComputerWorld

El 19 de septiembre se celebra en Madrid ‘La Noche en Blanco’, un acontecimiento sociocultural que llenará las calles de la capital de manifestaciones artísticas, espectáculos y exposiciones al tiempo que recintos museísticos abrirán sus puertas durante toda la noche.

ecotecno

Para celebrar el evento y al mismo tiempo concienciar a los ciudadanos en el uso sostenible de la tecnología, Intel y Toshiba se han unido para organizar una exposición que, a partir de mañana y hasta el próximo sábado, podrá visitarse en la explanada de la Plaza del Museo Reina Sofía.

Bajo el slogan “Hazte Fan del EcoTecno”, la muestra enseña cómo es posible hacer un uso más ecológico de los equipos y dispositivos tecnológicos y reducir su consumo energético. Además, también se exhiben las últimas innovaciones en la mejora de la sostenibilidad de los productos informáticos.

Además, durante la noche del sábado, coincidiendo con la celebración de ‘La Noche en Blanco’, las burbujas EcoTecno se transformarán en una exhibición artística que mezclará el arte digital con las técnicas pictóricas tradicionales y el videoarte para aunar los dos conceptos de la muestra: la Ecología y la Tecnología.

Más información: hazte fan del ecotecno

Fuente: ITespresso

Página siguiente »