Tendencias


De los 10 nombres listados en el ranking de millonarios más implicados en la salvación del medio ambiente, el 30% son ejecutivos del mundo TI.

Vinod Khosla es uno de los hombres más influyentes de Silicon Valley y el protagonista de una de las historias más atractivas de cómo llegar a la cima en el mundo TIC. Khosla leía en su adolescencia sobre Intel y soñaba con ser él también miembro de esa industria que estaba cambiando el mundo.

Tras saltar desde su Punjab natal a la capital del mundo TI, Khosla se convirtió en uno de los nombres de referencia. Cofundador de Sun Micro, presidente de la compañía en los 80 y ahora responsable de un fondo de inversión especializado en empresas tecnológicas, Khosla se ha convertido en referente del mundo que soñaba en su niñez..

Ahora es además apóstol del cambio a la industria del verde y ha mutado en referente en Green IT. Sus inversiones en el campo de la industria respetuosa con el medio ambiente le han convertido en el milmillonario más verde del mundo, encabezando la lista de Green Billionaires que acaba de lanzar la prestigiosa, y referente en rankings de múltiples ceros, revista Forbes.

En la lista hay más nombres TIC. De hecho, de los 10 nombres en lista el 30% son potentados del mundo de las nuevas tecnologías. En el ecuador del listado y segundos en el selectivo tecnológico, los fundadores de Google. Larry Page y Sergey Brin, dos de los hombres más ricos del mundo, son también grandes benefactores de lo verde. Forbes los ha incluido en su listado por las inversiones de 100 millones de dólares en energías limpias realizadas a través de Google.org, el brazo filántropo de su omnipresente buscador.

Cerrando la lista TIC y en uno de los últimos puestos de la general está Jeffrey Skoll. Skoll fue el primer presidente de eBay y cuando dejó la compañía en manos de Meg Whitman decidió dedicar sus fuerzas y su fortuna a la filantropía. Entre sus causas, lo green es una de las obligadas.

Fuente: Silicon News

Olvidarse el cargador del móvil en casa durante un viaje de negocios dejará de ser un drama. A partir de ahora, bastará con un simple paseo para que la batería de nuestro móvil goce de todo su esplendor.

La novedad la ha presentado Nokia, que ha desarrollado una batería que se recarga gracias al movimiento del cuerpo. Se trata de un mecanismo que funciona a través del uso de cristales piezoeléctricos, un elemento que genera corriente eléctrica cuando se dobla o se comprime. De este modo, como recoge el diario The Times, el propietario del teléfono, al moverse, comprimiría los cristales y generaría la corriente eléctrica. La energía resultante, sería la que cargaría la batería a través de un condensador.

Nokia todavía no ha hecho público cuando sacará este nuevo dispositivo al mercado pero lo cierto es que supondrá toda una revolución para la industria ya que, según han indicado, será compatible con otros aparatos electrónicos como lectores de mp3, libros electrónicos u ordenadores portátiles.

Fuente: SiliconNews

La compañía de César Alierta está concretando un acuerdo con Endesa para que los conductores puedan recargar sus vehículos mediante una tarjeta prepago.

Las telecomunicaciones y la Green IT podrían ir de la mano una vez más gracias a un acuerdo que las compañías multinacionales Telefónica y Endesa están ultimando y que podría reforzar la presencia de ambas en el mercado de la movilidad eléctrica.

Gracias al contrato, que estaría pendiente de la aprobación de los ayuntamientos de varias ciudades y de la firma de ambas compañías, las cabinas telefónicas podrían a comenzar a usarse como puntos de recarga de las baterías de vehículos eléctricos.

Para efectuar el proceso de recarga se requerirán una especie de tarjetas prepago que funcionarán de forma similar a las de teléfono. Éstas contarán con saldo que, una vez gastado, se podrá volver a extender.

En principio, el proyecto comenzará a ser probado en Madrid, aunque podría extenderse a otras ciudades españolas como Barcelona y Sevilla si consigue el respaldo de los usuarios. La iniciativa está adscrita al Plan Movele, que pretende fomentar el uso de coches eléctricos y que cuenta con un presupuesto de 10 millones de euros, según informa Europa Press.

Fuente: ITespresso

La sociedad española cada vez está más concienciada a la hora de ceder sus terminales antiguos para que sean reutilizados en otros destinos menos desarrollados.

La compañía MovilBank, anteriormente conocida como FoneBank, ha publicado un comunicado en el que se pone de manifiesto el creciente interés de los españoles para donar sus terminales antiguos o que no funcionan en vez de tirarlos a la basura.

Esta compañía se dedica a la recogida de dispositivos móviles para intentar repararlos y distribuirlos a través de varias ONG. Según MovilBank, la recuperación de teléfonos móviles en España para destinarlos a la reutilización y reciclado ha crecido un 53% con respecto al año anterior, habiendo recibido casi 30.000 unidades.

Fuente: eWeek

La Green IT ha llegado también a la industria de los semiconductores. Cuatro de las más importantes manufactureras de chips japonesas,Toshiba, Fujitsu, NEC y Renesas, han anunciado que colaborarán en la fabricación un chip LSI que permitirá un gran ahorro de energía en todo tipo de dispositivos electrónicos.

Se espera que el nuevo producto sólo requiera un 10% del consumo energético de los actuales chips, un avance que podría suponer un gran ahorro en un país como Japón, donde los usuarios finales dan tanta relevancia a la electrónica en sus vidas cotidianas.

El cuarteto fabricante se ha marcado un plazo de cinco años para producir el chip, para lo cual contarán con el apoyo económico del Gobierno nipón, que aportará 100.000 millones de yenes al proyecto (más de 80 millones de euros) y la cooperación de la universidad de Tsukuba que les asistirá en la investigación para desentrañar el tipo de material y diseño más adecuado.

En 2025 se prevé que las emisiones de los aparatos electrónicos se multipliquen por 5 en relación a las cifras de 2006. Por ello, la administración japonesa se ha planteado políticas ecológicas, como la reducción de gases de efecto invernadero para ese año en un 25%.

Fuente: ITespresso

Greenpeace recomienda apostar por redes inteligentes que prevean patrones de consumo y ayuden en la penetración de las renovables.

“Con las redes inteligentes básicamente unimos internet con la red eléctrica”, explicaba esta mañana el experto enérgetico de Greenpeace Internacional, Sven Teske, en Madrid al presentar los resultados del estudio Renovables 24/7? La infraestructura necesaria para salvar el clima.

La organización ecologista defiende cómo mediante el uso de redes elécticas inteligentes las compañías energéticas podrían revolucionar su oferta de servicios. Una red inteligente preveería picos de consumo y auparía a las renovables, de quienes ahora se teme que no sepan responder ante los momentos de mayor necesidad energética.

Además, la conversión de la red beneficiaría a otros sectores. “Construir redes inteligentes es una enorme oportunidad de negocio, espacialmente para las compañías de tecnologías de la información”, ha asegurado Teske. “En Europa, la inversión anual sería de 5.000 millones de euros, menos de 5 euros por hogar”.

Aunque, y como apunta Greenpeace, la inversión sería “modesta” en términos de coste, la oportunidad de negocio es en cambio muy atractiva.

A estas recomendaciones se suma la cada vez mayor presión europea: el Parlamento europeo aprobaba hace un año una recomendación para reducir el consumo energético mediante una mayor eficiencia de redes.

Algunas compañías como IBM ya cuentan con una oferta en su portfolio de soluciones específica para cubrir estas necesidades. Un cambio en la red europea a nivel global sería una oportunidad más que atractiva para estas firmas.

Fuente: SiliconNews

Aliado con Yahoo!, Bing y WWF, su promotor asegura que con cada búsqueda se salva un metro cuadrado de las selvas amazónicas

Con tantas ONG salvando el planeta, parece mentira que aún peligre. La misión de Christian Kroll es salvar el Amazonas. Asegura que cada vez que usemos su buscador, se salvan dos metros cuadrados de su selva.

Estéticamente Ecosia parece un Bing con piel verde. De entrada el vídeo promocional se dedica a criticar a Google, y sólo a Google, por el gasto energético de sus servidores (“una búsqueda en Google equivale a tener encendida una bombilla una hora”). De sus socios Yahoo! y Bing nada dice, pese a que emplea la misma energía sucia (proporcionalmente a su éxito) y pese a que Google invierte miles de millones de dólares en energías limpias (tiene la mayor planta solar de California).

En sus principios fundacionales, Ecosia se define como una página independiente y sin ánimo de lucro. “Al menos el 80% de nuestros ingresos por búsquedas va a un programa de protección de la selva tropical de la World Wildlife Fund, que utiliza este dinero para la protección sostenible de la selva tropical”.

Kroll desmiente que detrás de él se mueva la mano de Microsoft y Bing. “Los resultados son los mismos de Yahoo!, pero estéticamente Ecosia es como Bing, porque me gustó más”. También niega que el dinero lo ponga Bing. “Al principio puse yo mi plata (pasa los inviernos en Buenos Aires porque el de Berlín no le gusta) y en cuanto eche a andar, el buscador se financiará con las enlaces patrocinados”.

Oficialmente, Ecosia se estrena el día 7, pero, tras unos meses de pruebas, desde hoy ya es público. Ha salvado, según sus cáculos, 4.749 metros cuadrados de selva. “Las cuenta nos las hizo la fundación World Wildlife. Según ellos con cinco euros se salva una hectárea de selva; por cada clic en enlaces patrocinados se destina a la WWF 0,2 centavos de dólar, luego eso equivale aproximadamente a salvar 2,5 metros cuadrados”, explica Kroll. De seguir esos cálculos, las búsquedas de Google (sólo desde EE UU) salvarían 1.430 selvas amazónicas.

Tercer intento

Estudiante de Administración de Empresas, tras licenciarse en Nuremberg se dio un año para ver mundo “En ese año me dí cuenta de la importancia de las selvas tropicales y aprendí informática”. A finales de 2007 Kroll abrió Xabbel, un buscador benéfico, “que fracasó porque yo no tenía suficiente experiencia en buscadores ni en programación”, reconoce en su biografía oficial.

Tras leer el libro de Thomas Friedman Hot, Flat and Crowded, entendí que la protección de la selva tropical era vital para nuestro planeta. Decidí pasar a la acción”. Abrió el buscador ecológico Forestle. “Llegó a tener más de 100.000 usuarios; pero estaba demasiado centrado en Alemania”.

Ecosia es el tercer intento de Kroll de un buscador solidario. Ecosia está en francés, alemán, inglés y español para que no se diga que no es internacional. La sede de Ecosia se encuentra en Berlín, y en él trabajan diez personas, aunque sólo Kroll con dedicación exclusiva.

Fuente: Estrategia y Negocios

Página siguiente »