La organización ecologista ha protestado en las oficinas del fabricante, al que recriminan seguir vendiendo ordenadores “tóxicos”.

La sede local de Hewlett Packard en Guomao, localidad china situada al este de Pekín, ha sido el emplazamiento escogido por activistas de Greenpeace para protestar por las actividades del fabricante de ordenadores. Un grupo de ellos se personó en las instalaciones ataviado con uniformes protectores, guantes y caretas y portando carteles con las misiva “Hp: Productos dañinos”.

greenpeace hp

Greenpeace recrimina a la firma no cumplir sus promesas y seguir utilizando materiales tóxicos en la fabricación de sus ordenadores portátiles. Según la organización, en 2007 HP se comprometió a dejar de utilizar PVC y agentes ignífugos bromados (BFRs) para la producción de sus dispositivos, dándose de plazo hasta finales de 2009, sin embargo, esta fecha se habría postergado hasta 2011, según informa Efe.

“Es una vergüenza que HP, líder mundial de ventas, siga lanzando productos peligrosos al mercado, pese a las protestas hechas hace unos años”, comentó la directora de campaña de Greenpeace, Jamie Choi. “Es irresponsable vender algo que daña el medio ambiente y la salud del ser humano”.

La asociación verde comentó que a diferencia de Hp, otras multinacionales informáticas, como Apple, Dell, Lenovo y Acer sí habían eliminado por completo el uso de BFRs y casi de forma total el del policloruro de vinilo, un plástico que puede formar dioxinas, una sustancia cancerígena.

Fuente: SiliconNews

Anuncios