Luis FontLuís Font, CEO de NTR Global, asegura que se puede fortalecer la base de clientes de una empresa ofreciéndole servicios de alta calidad y bajo impacto en el medioambiente.

La situación mundial está cambiando drásticamente: la crisis económica está presionando a las empresas a adaptarse a un nuevo entorno donde cada euro cuenta. Y si esto fuera poco, la opinión pública es además cada vez es más crítica con el impacto medioambiental que puedan tener las actividades empresariales.

Cuando los presupuestos son ajustados y las normativas medioambientales cada vez más estrictas, fortalecer la base de clientes de la compañía ofreciéndoles servicios de alta calidad y con bajo impacto en el medioambiente es más importante que nunca. Cuanto mayor ahorro en estos dos aspectos tengan los productos para los clientes, más tenderán las empresas a proteger la inversión que han hecho en ellos mientras las condiciones económicas son complicadas.

Para ello, y con la intención de reducir los costes de transporte y energía, organizaciones de todos los tamaños están solucionando los problemas de soporte técnico y haciendo la gestión de sistemas TI mediante control remoto y bajo demanda con servicios de SaaS (software as a service).

El SaaS es un modelo de despliegue de software donde una aplicación se hospeda como un servicio ofrecido al consumidor a través de Internet. Mediante la eliminación de la necesidad de instalar y poner en marcha la aplicación en el propio ordenador del cliente, el SaaS elimina la carga de mantener y dar soporte al software.

Este tipo de servicios supone una herramienta que los equipos de soporte internos agradecerán para mejorar el servicio, al tiempo que controlan y reducen los costes. Al poder llevar a cabo una administración remota, la compañía podrá reducir gastos en sus viajes técnicos. Los operadores podrán gestionar los incidentes de sus clientes vía Internet, usando elementos de gestión remota que suponen un ahorro significativo en gastos de viajes para dar soporte.

Si un proveedor de servicios utiliza el coche para visitar a sus clientes, ¿cuántos podría visitar en un día? Con las aplicaciones SaaS, un técnico puede dar soporte remoto y ver a múltiples clientes simultáneamente, gracias a la multitarea desde un mismo punto en su oficina o desde cualquier lugar conectado a Internet. Con ello, el responsable técnico puede diagnosticar y reparar sistemas, ordenadores o dispositivos móviles, controlar, monitorizar y asegurar el hardware y software de la empresa, sin importar su situación geográfica, potenciando la productividad, seguridad y ahorro.

cost reduction

Las aplicaciones SaaS también pueden suponer un gran ahorro de la energía que se desprende de los equipos de la compañía. Con éstas, se pueden dar órdenes remotas de tal manera que, si alguna pantalla ha quedado encendida fuera de hora, se pueda apagar sin la necesidad de regresar a la oficina o sin el despilfarro de que esté consumiendo toda la noche, por ejemplo. Esto es gracias a la posibilidad de ejecutar las tareas automáticamente en horas puntuales.

Es un gasto considerable para cualquier empresa los equipos que se quedan encendidos innecesariamente. Mediante la automatización, se puede dar la orden remota de que se apaguen en el momento en el que todos los trabajadores se encuentren fuera de la oficina. Con ello, se reduce el gasto de energía, se incrementa la vida de los equipos y todo esto repercute positivamente en el ahorro de emisiones dañinas para el medioambiente.

Las tiendas también pueden sacar ventaja a la hora de gestionar sus escaparates ya que, si desean incluir algún mecanismo, pantalla o PC en ellos, con la administración remota de tareas podrían dar orden de apagarlos entrada la noche cuando ya no hay viandantes. Los pequeños comerciantes están sufriendo la crisis dramáticamente, por lo que el ahorro que supone apagar estos dispositivos puede ser considerable, no sólo en su bolsillo, sino también a nivel medioambiental.

Fuente: ITespresso

Anuncios