Los supercomputadores generan muchísimo calor, y por ello se instalan en salones especiales donde grandes sistemas de ventilación evitan que se fundan. Normalmente ese calor producido por estos datacenter se pierde, sin embargo, algunas iniciativas están tratando de utilizar esa energía para calefaccionar edificios.

Investigadores de IBM y la escuela técnica suiza ETH Zurich probarán hacer precisamente eso con un supercomputador que pretende utilizar líquido para el proceso de enfriamiento, en lugar de los tradicionales ventiladores. De ser exitoso, podría disminuir en un 40% el uso de energía del equipo.

Se trata de dos servidores IBM BladeCenter instalados en un rack, capaces de computar 6 teraflops. Sin embargo, más allá de las características del supercomputador, el principal objetivo es demostrar que la refrigeración de computadores a través de líquido es posible.

El procesador tendrá dos mini tuberías por detrás, cada una conectada a otros tubos en el rack, que a su vez están conectados a una red líquida mayor. A medida que se hace circular el agua, se enfrían los procesadores. El agua caliente que sale del PC es bombeada al resto del edificio para calefaccionarlo mediante un sistema de loza radiante. Luego, un intercambiador de calor remueve el calor del agua y bombea líquido frío nuevamente a los servidores.

A diferencia de los servidores enfriados con ventiladores, IBM estima que los que son enfriados con líquido consumirán menos energía y reducirán la huella de carbono de este tipo de equipos en 85%.

Fuente: FayerWayer

Anuncios