La tecnología es responsable del 2% de las emisiones de CO², pero tiene el potencial de reducir el 15% de las emisiones en otros sectores, lo que supondría un ahorro estimado de 600.000 millones de euros para el año 2020.

El Día de la Tierra, o Día del Planeta, es una celebración que se inició el 22 de abril de 1970 a instancias del senador estadounidense Gaylord Nelson, activista medioambiental que abogaba por crear una agencia sobre el medioambiente. En sus primeros tiempos las celebraciones se hicieron en entornos educativos, hasta la creación de la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) en Estados Unidos y la celebración de la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente en Estocolmo, en 1972, que pretendía sensibilizar a los líderes mundiales sobre los problemas medioambientales y animarles a establecer las políticas necesarias para luchar contra ellos.

Han pasado muchos años desde entonces y los adelantos han tardado en llegar, pero en la última década se ha avanzado mucho. El sector TI, junto con el automovilístico, han sido dos grandes motores de esta nueva era en la que prima el cuidado por el medio ambiente. Respecto a los coches nos limitaremos a señalar los avances en torno a los vehículos híbridos, que con sus dos motores (de combustión y eléctrico) han reducido al mínimo las emisiones de CO2 a la atmósfera, y de los vehículos eléctricos, cada vez más numerosos, y que se plantean como una alternativa viable aunque más extendida en entornos urbanos.

En cuanto a la Green IT, que es como se ha denominado el movimiento a favor del medio ambiente en el sector de TI, de tecnologías de la información, la evolución ha sido enorme en los últimos años, no sólo en cuanto a la reducción del consumo, sino al empleo de materiales reciclados y reciclables, o un mayor cuidado por el ‘packaging’ de los productos, evitando la utilización de determinados materiales perjudiciales para el medio ambiente.

Fuente: ITespresso

Anuncios