El gobierno alemán apuesta al sector informático para rescatar la economía y salvar el clima.

El desarrollo de la industria informática podría ser en Alemania la panacea contra el aumento del desempleo, representando también un desafío para otras áreas económicas. Al menos eso piensa el ministro alemán de Economía, Rainer Brüderle, del Partido Liberal (FDP).

Este martes, la cuarta Cumbre alemana de Tecnología Informática, celebrada en Stuttgart, dio piedra libre a pronósticos esperanzadores sobre la recuperación del sector. “Es ahora cuando necesitamos del éxito de este área”, dijo Brüderle. Además, las novedades en tecnología de la información podrían ser también un salvavidas para el clima.

Utilizar mejor los beneficios del mercado mundial

Ministro alemán de Economía, Rainer Brüderle, habla en la Cumbre de Informática.Las empresas deberían lograr posicionar más eficientemente sus productos e innovaciones en el mercado internacional, ya que, de acuerdo con un estudio, Alemania ocupa un lugar promedio en la lista de los 15 países líderes en tecnología de la comunicación e informática, con EE.UU. a la cabeza.

Y con el lema de green IT (Tecnología informática verde), que apela a la protección del clima con la informática como instrumento, en esta cumbre se presentan ideas que podrían reducir el consumo energético, por cierto bastante alto en el sector, reduciendo de este modo la emisión de gases invernadero. Brüderle, Ministro Alemán de Economía,  hizo el siguiente cálculo frente a los más de 500 participantes de la cumbre: en Alemania se gasta un 10,5 del total de electricidad en la tecnología informática. Si se unieran los sistemas existentes, se podría ahorrar un 40 por ciento de dicho porcentaje.

Aplicando técnicas de última generación se llegaría a reducir la producción de CO2 en Alemania en un 25 por ciento hasta el año 2020. Esto significaría un ahorro de 207 megatoneladas de CO2, según demuestra un estudio conjunto de las empresas Deutsche Telekom, Huawei, SAP, Siemens y Boston Consulting Group.

Pero esto no es todo: el sector de la economía alemana en el que más se podría ahorrar energía es el de logística, con un potencial de hasta 85,4 megatoneladas de emisiones de CO2 menos, también hasta el 2020. Al sector de logística pertenece, entre otros, el de circulación de tránsito, en el que se aplicarían innovaciones como un control inteligente del flujo de vehículos, o sistemas de peaje basados en dicha tecnología. Otro ejemplo bastante simple de cómo reducir la emisión de CO2 es reemplazar los viajes de negocios por videoconferencias. Simple, pero efectivo y eficaz, aunque no siempre se realiza.

Los defensores del medioambiente hacen un llamamiento a tomar medidas concretas para avanzar en informática y en protección del ecosistema. “El Gobierno alemán ha reconocido, por suerte, el significado de las tecnologías digitales para el cuidado del clima”, opina Rainer Baake, de la Cooperación Alemana al Medioambiente. Y señaló que el aumento del parque informático, que es hoy de un 10 por ciento, lleva consigo el incremento del uso de electricidad.

Fuente: Deutsche Welle

Anuncios