Aunque el 68% de ellos considera la gestión de datos una tarea importante, sólo el 7% de ellos considera imprescindible la medición energética.

Los administradores IT no están prestando suficiente atención al proceso de medición, seguimiento y modelización de uso de la energía en los centros de datos. A menos que los usuarios empiecen a crear cuadros de mando precisos, no serán capaces de reducir los costes de energía.

energia CPD

A pesar de que la gestión de los problemas IT siguen estando “verdes”, los responsables de estos departamentos califican un asunto de poca prioridad todo lo relacionado con la eficiencia energética, según un estudio de Gartner.

Aunque el 68% de los encuestados considera la gestión de datos importante, sólo el 7% de ellos define importante las adquisiciones ambientales dirigidas a reducir costes energéticos.

“Se está produciendo una tendencia curiosa. Si a día de hoy se encuentran disponibles servidores eficientes desde el punto de vista energético, los administradores IT prestan mayor atención a proyectos internos como la consolidación, la virtualización y la racionalización”, explica Rakesh Kumar, vicepresidente de investigación de Gartner.

Al margen de esta aparente falta de preocupación por la medición y el control del uso de la energía, el 63% de los encuestados han confesado que se enfrentarán a problemas relacionados con la capacidad de los centros de datos en los próximos 18 meses.

Más importante aún, el 15% ha confirmado que sus centros se verán obligados a crear nuevos sitios o a restaurar los existentes dentro del próximo año.

Además, el 48% de ellos no considera importante la métrica en la medición de la energía. “Estos indicadores constituyen la base de los costes internos y los programas de eficiencia y lo serán cada vez más en los externos”, apunta Rakesh Kumar.

Con el fin de incluir indicadores, la medición y la modelización de la estrategia verde de un centro de datos IT, Gartner recomienda a los administradores poner en marcha las siguientes recomendaciones: elevar la temperatura en el punto de entrada del servidor hasta los 24 grados centígrados pero utilizando sensores para controlar posibles puntos negros, medir los costes energéticos, utilizar SPECpower para llevar a cabo la medición y mejorar la infraestructura existente  mediante la consolidación y la virtualización antes de incorporar datos adicionales.

Fuente: SiliconNews

Anuncios