Los asistentes al Data Center Strategies 2009 se han sorprendido ante la propuesta de un nuevo centro de datos construido en Mauritania que aprovecha el agua fría de la profundidad del océano como sistema de refrigeración.

sea

La propuesta es colocar unos tubos a 1.000 metros por debajo del nivel del mar, donde la temperatura del agua es de unos cinco grados centígrados. El agua se bombea hacia un sistema de enfriamiento antes de volver al océano, ahorrando unas tres cuartas partes de los costes de refrigeración.

Ya se han utilizado sistemas similares en el Sur del Pacífico, pero el propuesto en el Data Center Strategies 2009 ayudará a Mauritania, situada en medio de África, Asia y Australia y sin riesgos de terremotos, a desarrollar un sector de alta tecnología.

Google ya ha barajado la idea de utilizar agua de mar para enfriar los centros de datos. El año pasado la compañía presentó una patentes para centros de datos flotantes que pudieran utilizar la energía de las olas del mar y enfriarse con su agua.

Fuente: ITespresso

Anuncios