En julio pasado, el Centro Pew de Internet publicó un estudio sobre el uso y audiencia de los sitios para compartir videos en línea. La primera cifra es elocuente, aunque no del todo inesperada: la población usuaria de estos sitios se ha casi duplicado desde 2006. El 62% de las personas encuestadas ha utilizado este medio y el 19% lo ha incorporado a su rutina diaria de navegación, en comparación con el 8% que así lo hacía en 2006. Entre adultos/as jóvenes (18-29 años), el porcentaje de usuarios es de 89%.

Internet VideoAunque el estudio tuvo como base una muestra en los Estados Unidos, los resultados son referentes útiles en otros países con amplio acceso a internet y banda ancha. YouTube es ciertamente el sitio de mayor tráfico y participación en el sector pero otros como Vimeo, Dailymotion o Joost también ganan suscriptores. Hulu se ha convertido en uno de los sitios más exitosos del último año, especializado en series de televisión y películas.

El estudio del Centro Pew también ha revelado que un sector de la población adulta está prefiriendo ver los videos en línea usando la pantalla de sus televisores y, al mismo tiempo, más personas se sienten cómodas viendo los videos en sus móviles o aparatos portátiles similares.

El apogeo del video en línea viene acompañado de otras demandas: mayor definición y mayor velocidad, con el consecuente incremento en demanda de energía usada por más y más servidores destinados a atender el crecimiento exponencial del uso multimedia de la Web. Se calcula que el consumo energético del sector de tecnología de información y comunicaciones está creciendo a un 10% anual. Una investigación de Richard Brown, del Lawrence Berkeley National Lab en California, sugiere que los centros de datos de los Estados Unidos ya componen el 1.5% del consumo energético total en el país.

Subodh Bapat, vicepresidente de Sun Microsystems, opina que es el momento de que el sector informático se preocupe por su huella de carbono. En una entrevista en San Francisco con el experto Bobbie Johnson, del Guardian, ha dicho: “En un mundo con restricciones energéticas, no podemos continuar haciendo más grande la huella de internet… Necesitamos más centros de información, más servidores. Cada servidor usa más vatios que los de la generación anterior, y cada vatio cuesta más. Si suma estas tendencias, Ud. tiene la tormenta perfecta“.

Una alternativa para el uso inteligente de energía está siendo desarrollada por empresas como Hewlett-Packard e IBM, con tecnologías en la línea de ‘servidores inteligentes’ que se encienden y apagan en tandem, reduciendo el porcentaje total de carga. El ingeniero Andrew Herbert, director del Centro de Investigaciones Microsoft en Cambridge, ha dicho que están buscando también alternativas con procesadores antiguos: “éstos fueron hechos para que las baterías duraran. Hemos visto que podemos construir centros de datos más eficientes que [con los procesadores] de alto desempeño que se encuentran en un servidor típico [actual]”.

Paradójicamente, muchos de los videos que circulan y se comparten en la red están precisamente hechos para crear consciencia y formentar el activismo sobre el uso razonable de recursos y la huella de carbono, tales como el de ‘No Impact Man’ o el excelente ‘Humano, después de todo’ en el canal ‘GreenTV‘.

¿Cómo conciliar entonces el desarrollo de la Web con el consumo energético responsable?

Fuente: Teclado Móvil (La Vanguardia Blogs) 

Anuncios