Orange ha implantado en su red de telefonía móvil una solución de refrigeración de enfriamiento natural que le permitirá reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en 6.500 toneladas anuales.

iPhone Orange

El sistema, denominado ‘free cooling’, se basa en la adaptación de los sistemas de climatización convencionales de las estaciones base de la red de telefonía móvil, para conseguir una reducción del consumo de energía eléctrica por disminución del tiempo de funcionamiento del aire acondicionado.

El consumo energético de los sistemas de climatización convencionales puede representar hasta el 30% del consumo total del nodo o antena.

Con la implantación de los sistemas de enfriamiento natural se pueden conseguir ahorros de hasta un 25% de energía en el consumo eléctrico, al tiempo que se reduce el número de averías de los equipos de climatización y aumenta su vida útil.

Fuente: SiliconNews

Anuncios