Fairmont Hotels & Resorts está incorporando estrategias ecoresponsables en las TI al programa medioambiental de la compañía y está desarrollando planes de gestión de consumo eléctrico, de inversiones verdes y de reciclaje para sus instalaciones.

El programa Fairmont Green Partnership tiene sus raíces en la hotelera canadiense que inició sus prácticas Earth-conscious en 1990.

fairmont San Francisco

El componente de TI es el desarrollo más reciente en la iniciativa medioambiental de Fairmont. Los esfuerzos en green IT se han iniciado este verano y continuarán deplegándoes el resto del año. Abarca una serie de actividades que están destinadas a conservar la energía, promover la compra responsable, reducir residuos y contribuir a reducir la huella de carbono de la compañía.

Para gestionar mejor el uso de la energía, por ejemplo, estaciones de trabajo y portátiles, que son controlados de forma centralizada, se apagarán después de una hora de inactividad. La compañía estima que la medida reducirá el consumo de energía en 2.692.683 kWh al año y, a su vez generar un ahorro de 1.356 toneladas de CO2.

La nueva política de compras requerirá productos Energy Star o valorados según EPEAT.

Las medidas para reducir los residuos se basan en la desviación de residuos electrónicos en los mercados donde existen tales programas. La compañía también trabajará para establecer normas de donación que estén en sintonía con companías y ONGs calificadas y renocidas en prácticas de reciclaje.

En marzo, Fairmont se unió a la WWF en su programa de Climate Savers y se comprometió a un plan de reducción de emisiones de carbono. La cadena hotelera se ha fijado un objetivo de reducir las emisiones de CO2 operacionales de su actual cartera de hoteles (56 hoteles a nivel mundial) en un 20% por debajo de sus niveles de 2006 para el año 2013.

Las estrategias green IT está ganando cada vez más atención tanto dentro como fuera de la industria hotelera.

En abril, la revista Computerworld nombró Marriott International entre las “Top 12 empresas de TI”.  Los esfuerzos realizados por el gigante hotelero incluyen el arrendamiento de espacio de Iron Mountain Inc. para un nuevo centro de datos a 220 pies bajo tierra en una antigua mina de piedra caliza que reduce los costes de refrigeración a menos de la mitad.

Otras medidas adoptadas por Marriott incluyen la reducción del número de sus servidores a través de la virtualización, la gestión de energía para equipos de escritorio, compras de tecnologías green y políticas de reciclaje.

Fuente: reuters

Anuncios