A finales del pasado mes de julio, la Agencia Espacial Europea (ESA) adjudicó al Institut d’Estudis Espacials de Catalunya (IEEC/CSIC) y a AD Telecom, el proyecto que tiene como finalidad la medición de las capas de hielo mediante las señales de los satélites del sistema de posicionamiento global GPS que se reflejan en ellas. En el proyecto también participan otros dos centros de investigación europeos: el German Research Centre for Geosciences (GFZ) de Potsdam y el Istituto di fisica applicata “NelloCarrara” (IFAC) de Florencia.

Ice melting

Se trata de ensayar un método innovador que permitirá medir el espesor de las capas de hielo así como diferencias en su estructura u objetos sepultados en ellas. Consiste en medir las señales de radiofrecuencia que se reciben de los satélites GPS al mismo tiempo que su imagen reflejada en el hielo. Esta técnica se conoce como “reflectometría”, y se utiliza habitualmente en otros ámbitos de la ingeniería. La proliferación de satélites como los del sistema GPS que “iluminan” ampliamente la superficie de la Tierra hace posibles aplicaciones como la que se va a ensayar.

El objetivo final del proyecto es investigar la posibilidad de usar las señales GPS para estudiar desde el espacio las características del hielo marino y de la nieve acumulada en zonas polares. Como es sabido la evolución del clima en la Tierra está fuertemente relacionada con el estado de las zonas polares, y por lo tanto es prioritario el desarrollo de sistemas que permitan medir la evolución del hielo y la nieve que hay en ellas. En el marco de este proyecto se construirán varios receptores capaces de procesar las señales GPS después de ser reflejadas por la superficie terrestre y se realizarán campañas de medidas en instalaciones científicas tanto en Groenlandia como en la Antártida a finales de 2008 y durante 2009 para contrastar las previsiones teóricas y de laboratorio con los datos obtenidos en condiciones reales. AD Telecom es la encargada de la fabricación industrial de los equipos electrónicos de recepción de señal que se utilizarán en el campo de medidas, y el grupo IEEC/CSIC liderado por el investigador Antoni Rius ha desarrollado los primeros prototipos de los receptores y coordinará las mediciones y el progreso del proyecto.

Se espera que los resultados de estos experimentos sirvan para el diseño y construcción de un sistema instalado a bordo de satélites artificiales que puedan reconocer y “vigilar” la evolución de las superficies heladas de la Tierra dando así datos precisos sobre los efectos del cambio climático.

Fuente: TecnoNews

Anuncios