El compromiso creciente de las empresas con el movimiento green IT está haciendo crecer la necesidad de contar con métodos para medir de una forma objetiva el consumo de potencia en los centros de datos, pues sólo de esta forma se conseguirá una máxima eficacia contrastable. Y este es el objetivo de dos nuevos estándares que cuentan con el apoyo del consorcio industrial The Green Grid, creado en 2007 precisamente con la misión de desarrollar métricas de la productividad y eficiencia energética de los data centers. Se trata de Power Usage Effectiveness (PUE) y Data Center Infrastructure Efficiency (DDCiE), que, según The Green Grid, “además de permitir estimar el nivel de eficiencia energética de los data centers, permitirán comparar los resultados con los de otros centros de datos y determinar si resulta conveniente realizar alguna mejora”.

Estas métricas se basan esencialmente en la correlación entre la cantidad de electricidad que consume el centro de datos, tanto con fines de alimentación como de refrigeración, y la cantidad de potencia utilizada por el equipamiento TI propiamente dicho en él instalado. PUE marca el resultado de dividir la potencia total que consumen las instalaciones por la potencia que consume el equipamiento TI. Dicho resultado debe ser menor que 2, pero cuanto más se aproxime a 1, mejor, dado que tal valor sería equivalente a una eficiencia del 100%.

Por ejemplo, un PUE de 2 significaría que la mitad del consumo energético del centro de datos corresponde con el equipamiento TI y el otro 50% está destinado a la alimentación de los recursos a nivel de instalaciones e infraestructura de refrigeración.

DDciE es el resultado de dividir el producto de la multiplicación potencia de equipamiento TI x 100 por el total de potencia de las instalaciones. El resultado de esta fórmula es un porcentaje; cuanto mayor sea el número obtenido, mejor. También conocido como DCE para Data Center Efficiency, muestra la potencia utilizada por el equipamiento TI como porcentaje del total de potencia por él consumida. Un DCiE del 50% significaría que la mitad de la potencia total se destina a alimentar tal equipamiento. El otro 50% correspondería a gastos generales de alimentación y refrigeración de las instalaciones del data center, no directamente al funcionamiento de los recursos TI.

Algunos estudios preliminares indican, según The Green Grid, que muchos centros de datos podrían tener un PUE de 3.0 o superior, mientras que con un diseño apropiado sería perfectamente alcanzable en ellos un valor de 1,6. Esta idea está apoyada por diversas medias realizadas por Lawrence Berkley National Labs. Los 22 centros analizados por este laboratorio arrojaron valores PUE de entre 1,3 y 3,0.

Fuente: IDG

Anuncios