La compañía ha multiplicado por más de tres la reducción de emisiones relacionada con sus productos. Para ello, elevará los niveles de eficiencia energética de sus productos, reducirá su consumo y aumentará su ciclo de vida, reduciendo el volumen de desechos eléctricos que genera.

Toshiba Corporation ha anunciado una revisión al alza de sus objetivos medioambientales de reducción de emisiones de CO2 para 2025 en comparación con el año 2000. Ahora, la compañía se compromete a reducir estas emisiones de gases de efecto invernadero en 117 millones de toneladas, lo que supone duplicar la cifra anunciada a finales de 2007 (57,6). La nueva cifra, es equivalente a dos veces las emisiones de la ciudad de Tokio en la actualidad.

Una reducción de 82 millones de toneladas provendrá de la mejora de sus procesos industriales y de su actividad como productor de energía. Para ello, Toshiba se ha fijado un ambicioso plan para la mejora de la eficiencia de sus plantas de energía térmica y nuclear, así como inversiones estratégicas para aumentar su capacidad de transmisión de energía y buscar nuevas fuentes energéticas más ecológicas.

El resto de la reducción de emisiones de CO2, otros 35,7 millones de toneladas, provendrá del desarrollo y fabricación de productos menos contaminantes, con una mayor eficiencia energética, más robustos y duraderos, lo que redundará en una reducción de los deshechos electrónicos y eléctricos. En este campo de actuación, Toshiba ha multiplicado por más de tres, los objetivos que se marcó a finales de año en este campo (10,6 millones de toneladas de C02).

Fuente: Diario TI

Anuncios