Telefónica presentó el primero de sus productos ecológicos, un terminal móvil de Nokia, que se enmarca dentro de la estrategia de la compañía para promover que el sector tecnológico sea un centro de solución del problema de cambio climático.

A finales de junio Telefónica anunció la creación de la Oficina de Cambio Climático para coordinar las acciones de todo el grupo y conseguir que se cumpla el compromiso de que antes de 2015 el consumo de su red sea un 30 por ciento más eficiente, lo que supondrá una importante reducción de emisiones indirectas de CO2.

Dentro de este proyecto, Telefónica tiene en fase piloto el programa i-motica que se presentó hace un mes en el congreso de Londres de TIC y Cambio Climático, por el que ayuda a las empresas a controlar todo el consumo energético desde un edificio a una tienda de unos 100 metros cuadrados.

El primer móvil ecológico, que Telefónica comercializa en exclusiva, es el 3110 Evovle, que esta realizado con materiales reciclados y reciclables en un 50 por ciento y cuenta con un embalaje muy pequeño que permite reducir considerablemente los medios de transporte necesarios, dicen que hasta 5.000 camiones menos, lo que se traduce en menor consumo de combustible y menos residuos.

Además cuenta con un cargador que ahorra energía tanto en el momento de la carga como cuando esta ya está terminada y además hace que el móvil avise cuando la pila está totalmente cargada. De esta forma se puede ahorrar hasta un 94 por ciento del consumo de energía.

Fuentes del departamento de selección de terminales de la operadora señalaron, en un encuentro informativo, que han comenzado una política de exigencia a los fabricantes de móviles que minimicen su efecto en el medio ambiente.

Por su parte, representantes de Nokia señalaron que una parte importante del 10 por ciento de la facturación que destinan todos los años a I+D la dedican a investigar para reducir el impacto ambiental y que este móvil es el primero de la serie ecológica denominada Evolve. Anunció que muy pronto lo sacarán al mercado hecho únicamente con materiales reciclados.

Fuentes de Telefónica señalaron que los operadores de telefonía móvil están trabajando para conseguir que los fabricantes estandaricen los cargadores de los móviles y reducir así los residuos. Añadió que posiblemente se adopte el microconector USB.

Fuente: La Vanguardia

Anuncios